Skip to content, sitemap or skip to search.

Free Software Foundation

Herramientas Personales
Join now
 
Usted está aquí: Inicio Espanol Las 5 razones reales para evitar el iPhone 3G

Las 5 razones reales para evitar el iPhone 3G

por Matt Lee Published on 13/08/2008 11:32
  • iPhone bloquea completamente el software libre. Los desarrolladores deben pagar un impuesto a Apple, quien se vuelve la autoridad exclusiva sobre lo que puede o no estar en los teléfonos de todos.
  • iPhone aprueba y apoya la tecnología DRM (Administración Digital de Derechos).
  • iPhone expone tu paradero y provee medios para que otros te rastreen sin tu conocimiento.
  • iPhone no reproduce formatos libres de patentes y DRM como Ogg Vorbis y Theora.
  • iPhone no es la única opción. Hay mejores alternativas en el horizonte que respetan tu libertad, no te espían, reproducen formatos multimedia libres, y te permiten usar software libre — como el FreeRunner.

“Este es el teléfono que ha cambiado a los teléfonos para siempre,” dijo el Sr. Jobs

Estamos de acuerdo. Un vendedor de algo sin valor no satisfecho con su negocio de obligar el uso de software propietario y tecnología DRM en tu hogar, Jobs está intentando que estas tecnologías lleguen a tu bolsillo también.

Hay una razón por la cual se puso tanto énfasis en el diseño visual del iPhone. Hay una razón por la cual Apple está tan preocupado por costuras antiestéticas que ni siquiera te permiten cambiar la batería de tu propio teléfono.

Apple, a través de sus técnicas de mercadeo y diseño visual, está fabricando una ilusión de que meramente comprar Apple te hace parte de una comunidad alternativa. Pero la tecnología que usan es escogida explícitamente para dividir a la gente en celdas digitales separadas, y posicionar a Apple como un único guardián. Cuando tu negocio depende de que la gente pague para que se tranquen sus privilegios, más te vale que la prisión se vea y se sienta lujosa, y que las barras no estén demasiado visibles.

Esperen, ¿trancados? ¿Prisión? Es un teléfono. ¿No estamos siendo un poco extremos?

Desafortunadamente, no. El extremo aquí es representado por Jobs y Apple. El iPhone es un ataque a valores muy antiguos y fundamentales — el valor de que la gente tenga control sobre sus cosas más que sus cosas tengan control sobre ellos, el derecho de comunicarse y compartir libremente con otros, y la importancia de la privacidad.

El iPhone hace llamadas telefónicas, pero no es simplemente un teléfono. Es una computadora de uso general, más poderosa en términos de hardware que las que podríamos haber tenido en nuestros escritorios pocos años atrás. También es un aparato de rastreo, y como otros teléfonos privativos con GPS, pueden transmitir tu ubicación sin tu conocimiento.

Desde Noviembre de 2007, 3.300 millones de personas en el mundo tienen teléfonos móviles, y el número continua creciendo rápidamente. Para muchas de estas personas, los teléfonos se están volviendo las computadoras más importantes que tienen. Son vitales para sus comunicaciones y están con ellas todo el tiempo. Toda la tecnología que la gente usa podría volverse en su contra, esta es una de las posibilidades más espantosas.

Pero hay una diferencia importante entre el iPhone y computadoras de uso general anteriores: El iPhone está roto, en intención. En teoría es capaz de ejecutar muchos tipos diferentes de programas, pero las aplicaciones de software y medios estarán limitados via la tecnología DRM irónicamente denominada “FairPlay” de Apple

Jugada Sucia

El sistema DRM de Apple monitorea tus actividades y te dice lo que tienes permitido o no hacer. Lo que no tienes permitido hacer es instalar cualquier software que a Apple no le gusto. Esta restricción previene que instales software libre — software cuyos autores quieren que compartas libremente, copies y modifiques su trabajo.

El software libre nos ha dado muchas cosas excitantes en el escritorio — el sistema operativo GNU/Linux, el navegador web Firefox, la suite OpenOffice.org, el servidor web Apache que corre la mayoría de los sitios web en Internet. ¿Porqué querríamos comprar una computadora que hace todo lo posible para obstruir la libertad de dichos creadores?

Este sistema no es la única jugada sucia de Apple. Ahora los iPhones solo pueden ser activados en tiendas — a pesar del hecho que en Estados Unidos, el Register of Copyrights (Registro de Derechos de Copia) determinó que los consumidores tienen el derecho de desbloquear sus teléfonos y cambiar a un proveedor diferente.

Señalando con el dedo (y no nos referimos a la pantalla táctil)

Jobs nos quiere hacer creer que todas estas restricciones son necesarias. Asiente y está de acuerdo cuando nos quejamos al respecto, y dice que tampoco le gustan. Alega que Apple está obligado a incluirlas por su propio bien — por la seguridad de toda la red telefónica, y para permitir acceso a todas las películas y música que queramos.

Pero ha pasado un año y medio desde que Jobs, bajo presión del público, habló fuertemente en contra del DRM y a favor de la libertad. Con gran indecisión, permitió que un puñado de archivos se hicieran libres de DRM en iTunes, pero mantuvo en su lugar el requerimiento de que fueran comprados usando el software privativo infectado de DRM iTunes. Desde entonces, no ha hecho absolutamente nada para actuar sobre esas palabras. En sus aventuras de películas y video, ha continuado obligando el uso de DRM. Y ahora lo está trayendo a las aplicaciones de software móviles también. Se ha vuelto claro que esas palabras fueron una táctica para calmar a la oposición.

La verdad es que hay miles de creadores de software. música y medios que quieren compartir su trabajo más libremente. Es gracioso — como en reprensible — porque el sistema operativo de Apple OS X fue construido en gran parte en software escrito por gente que lo liberó voluntariamente para que otros copiaran, modificaran y mejoraran libremente. Cuando la gente tiene la libertad de jugar, crear e innovar, generan creaciones excitantes y útiles. La gente ya ha estado escribiendo su propio software libre para correr en plataformas móviles. La red telefónica sigue de pié.

Sabemos que Jobs está asustado de la competencia, y está fabricando amenazas y excusas. Esto es simplemente una decisión de negocios, y es el tipo de negocios que no deberíamos apoyar. Jobs quiere que el iPhone te restrinja, porque quiere tu dinero y aumentar el control es un medio para eso — quiere sacarte lo más que pueda, devolverte lo menos que pueda, y mantener sus costos en un mínimo absoluto. Está intentando asegurarse que nadie escriba software para el iPhone que haga cosas que él no quiere que el iPhone pueda hacer — tal software puede hacer la Jugada Sucia menos sucia, reproducir formatos de medios alternativos, mostrar al usuario exactamente qué está siendo comunicado del teléfono a la gente que lo monitorea, o incluso deshabilitar dicha transmisión de información.

Siendo el futuro que queremos ver

Afortunadamente, pronto podremos tener todas las conveniencias de una computadoras móvil que también hace llamadas telefónicas sin vender nuestra libertad a Apple, Microsoft, BlackBerry, o ningún otro. El Neo FreeRunner es un prometedor teléfono de software libre, siendo desarrollado en cooperación con la misma comunidad mundial responsable por el sistema operativo GNU/Linux. Estos son los creadores que quieren compartir su trabajo y que quieren que tú y otros puedan hacer lo que ellos hicieron — construir sobre el trabajo de personas que vinieron antes que ellos para hacer dispositivos nuevos y poderosos.

Jobs construyó sobre el trabajo de otros antes que él también, solo que su respuesta es patear la escalera y tratar de prevenir que alguien más haga lo que él hizo. Sus clientes están dando pelea — según Apple en Octubre de 2007, más de 250.000 de los 1.4 millones de iPhones vendidos fueron desbloqueados por sus usuarios. En vez de adoptar esto, Jobs piensa que debe ser detenido.

Tenemos una opción. El FreeRunner no hace aún tanto como el iPhone, y ciertamente no es tan lindo. Pero en términos de potencial, el hecho de que esté apoyado por una comunidad mundial de gente en vez de una sola entidad ambiciosa, deshonesta y reservada lo pone años luz adelante. Podemos intercambiar nuestra libertad y dinero para obtener algo brilloso en la superficie, o podemos gastar un poco más de dinero, mantener nuestra libertad, y apoyar un tipo de negocios mejor. Si queremos que los negocios sean éticos, debemos recompensar a aquellos que lo son. No enriqueciendo compañías que quieren quitarnos nuestra libertad y recompensando a aquellas que nos respetan, estaremos ayudando a obtener un mejor futuro.

Acciones de Documento

The FSF is a charity with a worldwide mission to advance software freedom — learn about our history and work.

fsf.org is powered by:

 

Send your feedback on our translations and new translations of pages to campaigns@fsf.org.